domingo, octubre 30, 2005

Desengaño

Incluso sabiendo de antemano lo que puedes brindar a tus semejantes y que por consiguiente saber que eres poseedor de un problema, es un golpe muy duro el comprobar que el afecto que has depositado en determinadas personas se desmorona como castillo de naipes. Si bien lo estés viendo venir hace mucho tiempo.

Aunque no hay que comparecerse de uno mismo, es muy difícil no hacerlo, sobre todo después de un desengaño, ya que tienes la moral y la autoestima por los suelos. Sabes que debes de cambiar de actitud, de forma de ser, pero es muy difícil sin una pequeña ayuda. Ver que solamente eres para ellos un segundo plato, que solo te usan cuando no tienen nadie mas a mano, hace que tu amor propio se sienta herido, muy herido.

Por ultimo quiero dejar este dicho, que refleja lo que siento y dice asi :

- Recogéis a un perro que anda muerto de hambre, lo engordas y no os morderá. Esa es la diferencia más notable entre un perro y un hombre - Mark Twain

2 Comments:

At viernes, noviembre 04, 2005 11:00:00 a. m., Anonymous Sélah said...

A veces no recibimos la respuesta q esperamos d quienes nos rodean, y eso puede llegar a dolernos más q el problema en sí. Ánimo, seguro q muy cerca d ti hay alguien ofreciéndote una sonrisa.
Salu2!!

 
At viernes, noviembre 04, 2005 12:52:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Muchisimas gracias por tus animos, y si hay personas a mi alrededor que tiene una sonrisa para mi siempre, pero esto es como cando se muere una estrella en tu firmamento, siempre es doloros, sabes que se va a morir pero nunca te acostumbras a ello

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home